Sonreír proyecta lo Mejor de Tí

Sonreír proyecta lo Mejor de Tí

#TIP PARA TU BIENESTAR – RÍE, SONRÍE… 🙂 

La risa, la sonrisa, está asociada a sentimientos como la alegría, la satisfacción o la felicidad. Cuando la sonrisa es espontánea nuestra expresión facial se transforma moviendo todos los músculos de la cara. En cambio, cuando lo hacemos con una sonrisa cosmética, de cortesía, solo movemos la boca.

Contribuye al buen estado físico y mental de las personas, además de potenciar la creatividad y el bienestar.

Con una sonrisa podemos conseguir cambiar nuestro estado de ánimo, incrementar nuestro atractivo, mejorar nuestra salud y reducir el estrés. Es un precioso gesto que transmite fuerza, luminosidad, contagia buena energía a todos los que nos rodean. Acompañar nuestras palabras con una sonrisa es el mejor regalo que nos hacemos los unos a otros.

La risa, la sonrisa, rejuvenece, oxigena, limpia, elimina el estrés, ayuda a aumentar la confianza en uno mismo y además mejora las relaciones con los demás.

El buen humor equilibra, reír a carcajadas mejora la digestión al ejercitar los músculos del cuerpo y nos hace vivir más positivos.

La risa ayuda a superar situaciones como sentirse angustiado o vivir en un nivel alto de estrés. Al reírnos nos sentimos mucho mejor porque limpia y ventila nuestros pulmones. Reír regula el pulso cardíaco, relaja la musculatura y es una buena técnica respiratoria.

La risa y el sentido del humor son las fortalezas más importantes de las personas. Cuanto más la usas, más se integra en nosotros y se convierte en una conducta emocional e incluso espiritual ya que unimos cuerpo, mente y emociones… positivas. Es imprescindible para lograr la relajación y abrir nuestra capacidad de sentir y de amar. Permite ver la vida con colores luminosos, apagando los oscuros y grises. Reírse es una función biológica necesaria para mantener el bienestar físico y mental, además de que tiene un efecto rápido de contagio… del bueno.

¿Qué te hace reír? ¿Qué emociones te hacen dibujar una sonrisa en tu cara? Quizás sea contemplar a unos niños jugar, o quizás disfrutar con tu mascota, ver monólogos de humor, escuchar tu música favorita, revisar tu álbum de fotos… Sólo tú sabes qué es lo que te conecta con tu sonrisa interior.

Cuando creas que lo que hay a tu alrededor te está llevando a una expresión facial seria, lleva a tus labios a diseñar  nuevamente la mejor de tus sonrisas. Incluso si hacer falta mírate en el espejo y ríete de ti mismo. ¡Quitar seriedad a la vida es la mejor de las terapias! Este gesto hará que tu emoción interna cambie apoyándote a transformar tu actitud de negativa a positiva.

¡Feliz sonrisa!

Isabel Prem

 

 

 

¡Libérate de las Relaciones Tóxicas!

¡Libérate de las Relaciones Tóxicas!

A lo largo de más de 30 años realizando consultas de Orientación Personal, uno de los problemas más comunes que trato, es ver a personas inmersas en relaciones personales altamente tóxicas, y curiosamente a menudo, ni siquiera son conscientes de su situación.

¿Qué es una relación tóxica?

Es aquélla en la cual una o varias personas, sufren más de lo que disfrutan cuando están juntas. Uno de los integrantes (y a vecestodos), se ven sometidos a un gran desgaste emocional por tratar de sostener la relación, ya que están convencidos depoder salvar esa unión.

Al tratar de acomodarnos a otras personas, lo que hacemos es desvirtuar la realidad. ¿En qué sentido? Nos auto convencemos que es mejor no mostrar malestar sobre ciertos aspectos que nos incomodan, paraasí evitar otra confrontación.

¿Qué ocurre cuando nos autoengañamos?

Enfermamos física y emocionalmente,pues la represión provoca ansiedad y estrés.Además,surgen problemas de comunicación, ya quesi no nos mostramos como somos, ¿cómo nos van a entender los demás? Y todo esto, acaba pasándonos factura.

Si sientes que estás dentro de una relación en la que los buenos momentos son escasos,que te produce pena, desdicha y poca alegría, si percibes quete estás diluyendo como personaal tratar de mantener una armonía o comunicación ficticias, es bien probable que formes parte de una relación tóxica.Saber gestionar esta situación, te será de suma utilidad para desactivarla, y lograr una vida emocional mucho más satisfactoria en todos los sentidos.

Los vínculos tóxicos provocan más insatisfacción que felicidad, pues la sensación de bienestar que pueden proporcionarnos los escasos momentos buenos, es muy efímera.Para vivenciarla es necesario tragar, silenciar o pasar por alto cosas importantes, ya que si las aflorásemos, causarían un profundo dolor e incluso llegarían a poner en peligro la continuidad de la relación.

Recuerda que nada bueno puede surgir de uniones entre personas que generan actitudes y emociones hirientes, que nublan tu capacidad de alcanzar la plenitud emocional que te mereces como persona.

La base de las relaciones emocionalmente maduras es ganar-ganar. Por eso, una relación tóxica nunca puede catalogarse como tal, ya que son de ganar-perder, y en muchos casos, las dos personas involucradas pierden. Si en estos momentos te estás planteando si el vínculo que te causa insatisfacción y momentos desagradables es de esta índole, es porque seguramente existen comportamientos tóxicos involucrados.

Si a ratos preferirías no estar con esa persona, porque te hiere, no te respeta y te entristece visceralmente, si esa personautiliza mecanismos tales como la culpa, el sarcasmo y la burla para manipularte, si mina tu autoestima y tu capacidad de que decidas de manera individual lo mejor para ti, si has llegado al punto de no reconocerte a ti mismo, entonces eres parte de una relación tóxica y sin duda, teestás perdiendocon esta forma de comunicación inmadura.

¿Quién dijo que amar es dar sin ninguna clase de límites?

En principio hay un límite bien claro, y es el respeto y amor a uno mismo, que está por encima de todo lo demás. Si no te quieres ni te haces valer, y ensalzas a otra persona al punto de priorizarla por encima de tu bienestar y estabilidad interna, estás incurriendo en sacrificios estériles, siendo cómplice inconsciente de una relación tóxica.

Si la mala comunicación con otra persona te hace sentir mal, eso te está impidiendo desarrollar tu potencial, te frustra una y otra vez, te hace reprimir deseos que son muy genuinos para ti, entonces no sólo no suma, sino que decididamente resta, ¿hasta cuándo vas a seguir tolerándola?

Amar con equilibrio, es la clave hacia una vida emocional sana y placentera. Trae aparejado no permitir que nadie interfiera en otras actividades o áreas de nuestra vida. Siempre es posible crear y disfrutar vínculos sanos con otras personas.

Si estás inmerso en una situación de este tipo, tienes una salida… bueno, en realidad muchas. Cuando tú lo decidas, podrás poner fin al sufrimiento y lograrás abrir la puerta de par en par a una realidad distinta, a un futuro lleno de concreciones, optimismo y buenos tratos.Tú siempre tienes la posibilidad real de decidir cambiar los términos de tu relación tóxica, en el momento que estés preparado para hacerlo.

Si te disocias del rol que asumiste en ese vínculo (salvador, maltratado, quien-todo-lo-aguanta, perdedor, sumiso, etc.), la otra persona automáticamente cambiará su forma de tratarte, ya que no encontrará el mismo eco de tu parte.Por ejemplo, para que haya una persona en rol de víctima, debe existir su opuesto, alguien que asuma el rol de persona dura. Si uno de los dos roles desaparece, el otro perderá fuerza y tendrá que cambiar su postura o marcharse.

Las personas fuertes buscan perfiles débiles para relacionarse y los débiles de carácter se sienten atraídos por los fuertes; para no tener que decidir por sí mismos, para sentirse protegidos, para ser espectadores y no actores, para en definitiva, no asumir ningún riesgo.Y cuando ese par de roles y conductas tóxicas se desintegran, automáticamente se desactiva el poder que la otra persona tiene sobre ti.

Tal vez no te resulte fácil gestionar tus emociones y sentimientos, aunque sí puedes elegir qué hacer y qué no hacer con ellos.Eres libre para decidir qué clase de relaciones y de personas te rodearán cada día de tu vida.Una cosa está clara, en una relación emocionalmente madura no hay malestar, ni dependencia o miedo, sino libertad y satisfacción. Si no sentimos eso, entonces no es amor.

¿Cómo gestionar una relación así?

Potenciando tu autoestima, identificando tus roles en las relaciones, estableciendo límites a las invasiones de tu espacio personal, gestionando la ansiedad y aprendiendo a comunicarte asertivamente entre otras cosas.Recuerda que el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional.

Ayuda profesional

Conocer todo estono es suficiente,“los árboles no nos dejan ver el bosque”.Contar con la ayuda de un profesional capacitado,te ayudaráobjetivamente a que puedas verlo con claridad. En vez derecibir consejos, a través de útiles herramientas y poderosas preguntaspodrásenfocar el problema y salir de esa situación. Comenzarás a ver la salida del túnel oscuro… Una de las preguntas básicas que utilizo es:¿Te gusta, le quieres, te conviene o le necesitas?

La vida es maravillosa cuando eliges buenas compañías y te alejas de quienes te intoxican. Las 5 personas con las que más te relacionas, son las que van a determinar la calidad emocional de tu vida: “Dime con quién andas y te diré quién eres; dime quiénes te acompañan y te diré adónde te diriges”.

Así que deja de sentirte culpable, no te pongas más excusasdejando para mañana lo que puedes hacer hoy. Si todo esto te resuena, puedes contar con mi larga experiencia para acompañarte en este proceso. Atiendo consultas tanto presenciales como Online, para que puedas realizartu sesión desde cualquier parte del mundo. ¡No pospongas tu felicidad!

“El amor entre dos personas sólo es posible cuando cada miembro de la pareja, siente que la otra persona no estorba el amor que ella siente por sí misma”.

Jairo Kalpa ©2010
Orientador Personal y Terapeuta Global
Experto y Formador en Counselling

 

7 Tips para Eliminar el Estrés y la Ansiedad

7 Tips para Eliminar el Estrés y la Ansiedad

TIP 1 – CONECTA CON TU RESPIRACIÓN PARA DORMIR

Al dormir entramos en el silencio que nos renueva. Crear espacios de silencio en medio de la acción nos conecta con nuestra verdadera fuente de poder, que es interior y está en el silencio.

Con ojos cerrados lleva la atención a tu respiración durante 5 minutos tantas veces como te sea posible cada día.

Si vienen otros pensamientos a tu mente, simplemente vuelve la atención a tu respiración y los pensamientos se tranquilizarán. Comenzarás a estar más descansado y atento

TIP 2 – ESCUCHA TU CUERPO ANTES DE TOMAR UNA DECISIÓN

Nuestro cuerpo tiene dos sensaciones básicas que son: placer y displacer. Cuando nuestra mente está silenciosa podemos escuchar los mensajes del cuerpo. Podemos consultarle antes de tomar una decisión.

Cerrando suavemente los ojos lleva tu atención a las sensaciones de tu cuerpo y mantente allí durante algunos minutos. Si hay comodidad, sensación de bienestar, entonces la decisión es la correcta. De lo contrario será mejor que la revises porque posiblemente no traerá lo que deseas

TIP 3 – SE CONSCIENTE DE TUS PENSAMIENTOS

Así como elegimos con que alimentamos al cuerpo, debemos cuidar con que alimentar a la mente. Alimentarla con pensamientos de calidad y aprender a elegir esos pensamientos crea equilibrio emocional.

A lo largo del día sé consciente de tus pensamientos porque tus pensamientos crearan tus emociones.

Que estés ansioso y preocupado o sereno y ligero depende de tus pensamientos. Elige aquello que dejarás entrar en tu mente, elige lo que lees, elige prudentemente lo que escuchas.

Según tus pensamientos será la calidad de tu vida.

TIP 4 – OBSERVATE EN SILENCIO

La vida no depende de que algo se haga o se deje de hacer. Lo más importante es el estado interno desde el cual nacen nuestras acciones. Las acciones de calidad que traen felicidad a todos nacen de una mente pacífica.

Sentarte unos minutos varias veces por día en silencio observando los sitios que retengan tensión en tu cuerpo y tener la intención de relajarlos, te traerá sensación de bienestar y descanso que te ayudará a mantener la calidad de tu acción.

TIP 5 – TRANQUILIZA TU CUERPO Y MENTE

Aunque muchos crean lo contrario, la mente no es nuestra dueña. Aprender a tranquilizarla es la llave de la maestría en la vida. Es entonces cuando nos volvemos capaces de elegir los pensamientos correctos para mejorar nuestras relaciones con las personas y situaciones. La mente se aquieta si aprendemos a aquietar el cuerpo.

Acostado o sentado cómodamente, sentir los apoyos de tu cuerpo y deja que ellos lo sostengan totalmente.

Mantén tu atención en el peso de tu cuerpo a medida que se va relajando y acompáñalo suavemente con la respiración. Cuantas más veces al día puedas crear esta sensación, mayor será la calma en tu mente.

TIP 6 – CONSTRUYE UN PRESENTE TRANQUILO

Construimos el futuro en el presente. Sin embargo nuestra mente pasa la mayor parte del tiempo en el pasado con lo cual tenemos muchas posibilidades de que ese pasado se repita. Es lo que se llama condicionamiento de la mente. Para aprender a estar en el presente es útil poner en tu mente el siguiente pensamiento:

“Me sentaré y experimentaré en silencio el lapso entre inhalación y exhalación sintiendo la eternidad del momento presente“

TIP 7 – IR A LA ACCIÓN DESDE EL SILENCIO

Nos hemos acostumbrado a pensar que sin esfuerzo nada se consigue. Sin embargo la naturaleza nos enseña lo contrario. Nos habla de ciclos y ritmos, pausas, descanso y acción. Esos ritmos naturales están en nosotros y si aprendemos a sintonizarnos con ellos, podemos actuar sin esfuerzo, logrando todo lo que deseamos. La clave está en volver al silencio del espíritu y volver a salir desde ese silencio a la acción.

La relajación y la meditación son el camino que nos conecta con esas claves y hace fácil lo que parecía difícil, trae paz en donde había inquietud y silencio en medio de la agitación.

Equipo BioPerson

El mundo es como tú lo ves

El mundo es como tú lo ves

“La meditación es necesaria únicamente porque tú un día elegiste no ser feliz. Una vez que tú has decidido ser feliz ya no necesitas ninguna meditación. La meditación empieza a suceder por sí misma, ésta acompaña a la persona feliz como una sombra, donde quiera que vaya, cualquier cosa que haga ella está en meditación”.

¿POR QUÉ HAY QUE MEDITAR?

Todo lo que vemos y percibimos como el mundo no son más que un producto de nuestras propias proyecciones. Todas las experiencias que sentimos y que vamos atravesando a lo largo de nuestra vida: perder o ganar, atracción o rechazo, placer o sufrimiento, alegría o tristeza, optimismo o negatividad, no son más que un producto de nuestra propia creación… Nadie más es responsable de ello aunque pensemos lo contrario.

Somos nosotros los que creamos nuestra alegría o tristeza, nuestra propia felicidad, nuestro propio sufrimiento y por lo tanto, nuestro propio destino. Creamos nuestro propio cielo y nuestro propio infierno, pero sin embargo hacemos responsables a otros como a nuestra nación, al gobierno, a la mala suerte, a los padres, a la pareja,… de todo lo negativo que nos ocurre en la vida.

Por lo tanto, sólo hay una forma de salir de este círculo vicioso, y es cambiando nuestra forma de ver las cosas. Esta es la razón por la cualdebemos meditar: para poder ver el mundo como realmente es.

Cuando la mente está en calma, todo está en calma. Si por el contrario, la mente se encuentra llena de inquietud, el exterior también tomará el aspecto de un lugar caótico. El mundo es percibido de manera distinta por cada persona, de acuerdo a su condición mental; por eso, no existe un mundo ni dos, sino tantos como mentes existen.

Poner orden en el interior es pacificar el mundo. Y aunque la mayoría se afane en hacerlo al revés, sus esfuerzos están condenados al fracaso y a la frustración. Mientras la mente no se encuentre apaciguada, se seguirá viendo y produciendo caos en el exterior,

¡Y es por eso que nos creamos tantos falsos problemas! Lo que hay que hacer es poner orden y tranquilidad en el interior.  Y eso es lo que se consigue a través de la Meditación, con ella la mente se convierte en un instrumento útil,un aliado, en vez de esclavizarnos con su constante charla.

Cuando estás en un estado de meditación, te conviertes en un espectador, un observador de ti mismo mirando todo el tráfico de la mente con sus pensamientos que van y vienen: recuerdos, deseos, fantasías, temores, sueños… simplemente manteniéndose distanciado, sereno, presenciándolo sin ninguna identificación, ningún juicio o condena, de sí esto es bueno, de si esto es malo.

En meditación, nos hacemos conscientes de la Conciencia Absoluta, de nuestra naturaleza divina. Cuando a través de la práctica de la meditación empezamos a ver la luz que brilla en nuestro interior, el velo que oscurecía nuestra visión se rompe, y es entonces cuando podemos ver las cosas como realmente son.

A medida que seguimos meditando, esa luz interior, la luz de la conciencia comienza a llenar nuestros ojos. Entonces empezamos a ver esa misma luz fuera, y es cuando nos damos cuenta de que todo el Universo no es más que esa luz, esa conciencia.

El propósito de la práctica de la meditación es que vuelvas a ser feliz, celebrativo, amoroso, que te permitas reír, bailar, besar, abrazar, expresar tu ternura y poder recibir caricias sin miedo.

A eso se le denomina también felicidad, que no es otra cosa que ser total, estar conectado profundamente con la energía vital que fluye dentro de ti sin ningún control de la mente.

Y esa es la clave para la superación del sufrimiento, para la autorrealización personal… Mucha gente olvida que el dolor es inevitable, pero que el sufrimiento es opcional.

Jairo Kalpa

Fácil ejercicio para tu espalda

Fácil ejercicio para tu espalda

#TIP: FÁCIL EJERCICIO PARA TU ESPALDA

A causa del estrés y las prisas, a menudo nos olvidamos de lo más importante… nosotros mismos.

Durante el día, la forma en que nos movemos de manera inconsciente, nos lleva a crear tensiones innecesarias que interfieren en nuestros mecanismos posturales naturales llegando a convertirse en malos hábitos. Tomar conciencia de nuestro tono muscular cuando nos movemos encontrando un punto intermedio entre demasiada tensión o relajación nos ayudará a recobrar un cuerpo más relajado y más consciente de si mismo.

Parar y revisar la manera de “usarse” puede ser un buen ejercicio de atención para conseguir la intención de sentirse mejor. La espalda es una de las partes del cuerpo que más se resiente del sedentarismo y malas posturas. ¿Quién no ha tenido en algún momento de su vida un dolor de espalda? Por ello es fundamental parar, tomar un breve espacio de tiempo para observarla y relajarla de una forma sencilla y cómoda.

Recuerda que todo lo que no hagas por ti y tu cuidado ahora, con los años se agudiza y es cuando nos diremos “Si hubiera hecho,… si me hubiera cuidado…”. El momento es AHORA. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

PRÁCTICA:

Túmbate con la espalda apoyada en una superficie firme como puede ser el suelo con una alfombra o esterilla, con las rodillas dobladas y los pies en el suelo. La distancia entre los pies debe ser aproximadamente la misma que hay entre los hombros, suficiente para que las piernas se sostengan con el mínimo esfuerzo. Las rodillas no deben caer a los lados ni juntarse, sino que han de apuntar hacia el techo.

Coloca unos libros debajo de la cabeza, sin que lleguen a entrar en contacto con la nuca. La altura de los libros varía de una persona a otra… Si la pila de libros es demasiado alta, la barbilla ejercerá una presión incómoda sobre el cuello; si es demasiado baja, la cabeza tenderá a caerse hacia atrás… Busca un punto cómodo intermedio para encontrar una altura óptima.

Toma unos 20 minutos de tiempo y deja caer el peso hacia el suelo. Sin forzar, dejando que el cuerpo se deje llevar por la fuerza de la gravedad. Sentirás que te fundes en el suelo y que tu mente se relaja con él. No hagas nada más… pues normalmente creemos que cuando realizamos movimientos solo están trabajando los músculos, cuando en realidad estos músculos trabajan porque hay una mente que los está activando. El cuerpo y la mente trabajan conjuntamente, y tomar un tiempo para observar a ambos te abrirá a nuevos espacios que ya estaban en ti.

¡Disfruta de este espacio de relajación!

Isabel Prem